Ideas para la decoración de interiores

Decoración de Interiores


Archivos de ‘Los niños’


Mordedura 0

Escrito el 20 julio, 2009 por admin

Es importante que los niños aprendan desde pequeños a incluir en su mundo a otros seres vivos como las plantas y los animales. La interacción con su medio les permite enriquecerse emocionalmente, aprender a respetar otras formas de vida e incorporar pautas de cuidado. La presencia de un animal en la casa otorga la oportunidad de que el niño comience a asumir responsabilidades de un modo natural y agradable.

El Casco 0

Escrito el 16 junio, 2009 por admin

Conducir una bicicleta es muy agradable, pero existe el riesgo de caer y darse un golpe en la cabeza que puede provocar lesiones graves, con daños muchas veces irreversibles. Las lesiones en el cráneo se presentan en el 40% de los ciclistas atendidos en hospitales y en un 75% de las víctimas fatales. Está demostrado que los cascos reducen el riesgo de lesiones en la cabeza en un 85%, y en un 90% el de lesiones cerebrales. Deberían, por lo tanto, usarse permanentemente cuando se conducen motos o bicicletas y comprarse en el momento mismo de adquirir cualquiera de estos vehículos.

El niño de cuatro a seis años 0

Escrito el 20 mayo, 2009 por admin

El proceso de socialización familiar que comenzó en el primer año de vida se completa a los seis. En esta etapa se intensifican en el niño rasgos que ya habían empezado a insinuarse. La curiosidad lo lleva a exploraciones que suelen concentrarse en el terreno de la mecánica. Los aparatos pueden llegar a ser un desafío que absorba mucho de su tiempo, especialmente cuando es capaz de sortear fácilmente ciertas medidas de seguridad que se revelan insuficientes. Se entusiasma con las actividades que realiza y se concentra intensamente en ellas, pero súbitamente lo puede atraer otra cosa e interrumpir todo aquello que está haciendo.

El niño de uno a tres años 0

Escrito el 19 mayo, 2009 por admin

Al año de vida, la gran mayoría de los niños tiene una rutina diaria simple. Durante los primeros meses, las necesidades del bebé eran urgentes y debían ser satisfechas de forma inmediata, pero la criatura de un año puede esperar porque su conducta es más flexible. A esa edad, comienza a incursionar en el mundo de los adultos. Ya puede permanecer sentado sin ayuda frente a la mesa y empieza a comer solo: está en condiciones de manipular la cuchara y la taza y de llevárselas a la boca. Comienza a deambular, gatea, trepa. Es una etapa de grandes inquietudes exploratorias. Se aleja y se detiene frente a lo que llama su atención: son muchas las cosas que concitan su interés, lo cual suele ser causa de accidentes graves en muchos casos.

Niños Otros consejos útiles 0

Escrito el 18 mayo, 2009 por admin

El chupete debe estar en buenas condiciones: si está gastado, el bebé lo puede tragar, con el consiguiente peligro de asfixia. Es recomendable no tomar bebidas calientes con una criatura en brazos. Si viaja en automóvil, nunca lleve al bebé en brazos. Los niños deben usar asiento de seguridad. Evite asimismo que permanezcan en el auto por períodos muy largos.

El coche de paseo 0

Escrito el 17 mayo, 2009 por admin

Es conveniente que los colores de la parte interior de la capota no sean demasiado claros, ya que éstos reflejan mucha luz y pueden irritar los ojos del bebé. Los frenos deben ser de fácil acceso. Es conveniente frenar e coche cada vez que se detenga. Las ruedas deben ser grandes; así resultará más fácil subir y bajar escaleras y evitar los obstáculos. La temperatura en el interior del coche es más alta que la temperatura ambiente: hay que procurar que el bebé no esté demasiado abrigado.

La cuna y los sonajeros 0

Escrito el 16 mayo, 2009 por admin

Los sonajeros y las barras de gimnasia de cuna pueden ser sumamente peligrosos. Resultan muy atractivos para el bebé, que a los quince meses está en condiciones de tomarlos con las manos, con el consiguiente riesgo de estrangulación. Hay que evitar el uso de frazadas muy gruesas porque pueden producir asfixia. Asimismo, es conveniente que el bebé no esté exageradamente abrigado, porque se puede deshidratar. Los niños disfrutan mucho el momento del baño: en el agua juegan y se serenan. Tenga siempre la precaución de controlar la temperatura del agua antes de sumergir al pequeño, porque los recién nacidos tienen la piel muy sensible.

El primer año de vida 0

Escrito el 15 mayo, 2009 por admin

Durante el primer trimestre de vida el pequeño adquiere control sobre sus músculos; a los seis meses ha logrado dominar las manos y el tronco, sentarse, tomar los objetos, manipularlos, pasárselos a otra persona; al cumplir un año ya domina las piernas, los pies y los dedos índice y pulgar. A lo largo de esta etapa los niños son sujetos pasivos de accidentes, propiciados por las condiciones de riesgo del medio y por los descuidos de los adultos. Las caídas (con posibilidades de dañar la cabeza) y las quemaduras son frecuentes, y existe también el riesgo de asfixia.

Los peligros en la infancia Prevencion riesgos 0

Escrito el 06 mayo, 2009 por admin

Desplazarse, explorar, jugar, son actividades importantes que se despliegan durante la infancia. Muchas veces los niños no disponen de condiciones adecuadas para su desarrollo armónico y por lo tanto quedan a merced de la situación en que se encuentran. Una investigación que se realizó en el Servicio de Pediatría del Hospital Fiorito (Avellaneda, provincia de Buenos Aires) ratificó la tendencia a una mayor propensión a los accidentes entre los varones que entre las niñas. Esta tendencia comienza, llamativamente, durante el primer año de vida, y diversos factores relativos a las conductas socialmente aceptadas para cada género pueden explicar esta diferencia, que es muy marcada: el 61,9% de los accidentes corresponde a los varones y solamente 38,1% a las niñas.

La vulnerabilidad de los niños 0

Escrito el 05 mayo, 2009 por admin

Entre los niños el riesgo de accidentarse es considerablemente superior al que están expuestos los adultos. Además, los varones se accidentan más que las mujeres, tendencia que comienza antes del primer año de vida. El riesgo depende de la fase de desarrollo en que se encuentre el pequeño y de las condiciones de vida que lo rodeen. Sus características, su inteligencia, su desarrollo afectivo y psicomotor y sus habilidades juegan un papel fundamental en la aparición de accidentes o en su prevención. Para que un niño crezca y se desarrolle en un ambiente óptimo, éste debe reunir dos condiciones: ser estimulante y a la vez seguro. Combinar estos dos aspectos no siempre es fácil.



↑ Top